Me pasa escuchar comentarios de personas que por alguna u otra información que he compartido en algún taller o conversación, han sentido que en algo les ayudó para sus vidas.  

Es por esto que pensé en crear esta sección llamada "Experiencias", donde cada una podrá compartir lo sentido o vivido.  

Gracias !

Tomé el taller de Silvia, UnCursoDeMilagros, como una cortesía, un poco forzada por mi misma.
No esperaba nada, asocié el taller a la religión católica, algo que no siento cercano.
Desde la primera sesión me vi enfrentada a mi espejo, intenté salvarme con las triquiñuelas tan usadas y familiares, pero Silvia nos hizo un ejercicio tal, que tuve que reconocer que llevaba décadas huyendo a la responsabilidad de mi participación directa en cada una de mis malas relaciones.
El cambio lo empecé a sentir de inmediato, y lo sigo sintiendo. Nada ha sido color de rosa pero todo ha empezado a fluir.
El otro día compartía amenamente con una persona que hacía años no hablábamos más de diez minutos seguidos, y pensé en el enorme aporte que me hizo este taller. Gracias Silvia por esto.
Es cierto que uno podría comprar el libro y ya, pero debo reconocer, sin la guía inicial, desde cero, no habría sido fácil llegar a entender el concepto.
Creo que es altamente recomendable.
— Lucía Henriquez
Muchas son las cosas que he aprendido durante el tiempo que vengo participando con Silvia en sus diferentes talleres. Una de las cosas más importantes es que este viaje del conocimiento de uno mismo y del aprender tantas cosas en las que no nos detenemos a pensar por dejarnos llevar y distraer por la vida, es un viaje que nunca acaba, y que además implica esfuerzo y dedicación – implica tomar acción, no mantenernos en nuestra zona de confort. Ser consciente de lo que sucede en nosotros mismos y a nuestro alrededor, es una gran responsabilidad, pues nos invita al cambio, a avanzar, a crecer y a ser mejor persona.
Hoy siento que efectivamente cuando nosotros cambiamos, todo cambia a nuestro alrededor. Todo es cuestión de tomar acción, cambiar hábitos que no nos ayudan en nuestro crecimiento y bienestar; de identificar claramente y dejar de lado aquellas creencias limitantes que nos frenan en hacer cosas interesantes; de vivir en el presente y no en el pasado y poder disfrutar realmente de cada momento que vivimos y de las personas con las que compartimos.
Todo depende de uno mismo, cómo queremos ver las cosas y si las queremos ver. La importancia de vivir nuestras emociones, reconocerlas, dejarlas pasar, y aprender de ellas. Mirarnos y mirar al otro sin prejuicios, con una mirada más limpia, con la mirada de la aceptación – con la mirada del amor. En el último taller que participé con Silvia, me encontré con mi niña interior, a quien acogí con profundo amor y a partir de ese momento me acompaña, recordándome mi esencia, recordándome lo que es importante y ayudándome a tener siempre esa energía limpia, y fuerte de cuando éramos niños para seguir en este camino de la vida, logrando cosas hermosas.
Guardo una enorme gratitud por cada instante de haber participado con Silvia y con gente maravillosa, en espacios de mutuo aprendizaje, de compartir experiencias y vivencias que nos hace sentirnos acompañados en lo que vivimos y sentimos. Hasta pronto - estoy segura que este viaje continúa ……
— Mónica Anavitarte
“El Curso de Milagros me cambió la manera de ver mi vida y afrontar mis problemas, entendí que yo soy la única responsable por todo lo que me pasa, recuperando el control.
Estoy segura que es uno de los más grandes motivadores para que ahora esté en paz y sea más feliz.”
— Ximena Miro