La frustración en nosotros ...

Todos los días trato de hacer el ejercicio mental de no concentrarme en lo negativo que veo pero, a veces no me es fácil lograrlo y termino mirándolo.

Últimamente me pasa ponerme a observar la forma cómo nos tratamos unos a otros, la forma cómo manejamos y, las actitudes que en general, tenemos entre nosotros.

Percibo un nivel de agresividad y frustración a todo nivel.  Es entendible que la situación del país y lo que nos ha tocado vivir y ser testigos en estos tiempos sea complicado pero, me quedo un rato mirándonos y mirando nuestras formas.

Detalles tan del día a día como nuestra imposibilidad de 'dejar pasar' a alguien, ya sea a un auto o a una persona que intenta cruzar caminando.   Es como si algo nos nublara lo que tenemos al frente.   Es como sentir que 'nadie me va a ganar', o percibir en el movimiento del otro como que 'se cree más vivo que yo' y no lo puedo permitir.   Es difícil saber qué pasa dentro de cada uno de nosotros pero, si observamos la energía con la que actuamos, pareciera que algo por ahí es lo que se mueve por dentro.  Basta que alguien ponga su señal de direccional para querer voltear para que uno acelere su auto!

Es como que anduviéramos tan absortos en nuestro mundo, en nuestro diálogo interno que, no vemos más allá de nuestras narices.

Ahora, mirando un poco más allá del tema del tráfico, las situaciones que se dan en las calles, en los parques, en los supermercados, etc., pareciera como que salimos dispuestos a botar nuestra frustración con quien sea que se nos ponga al frente.

Lo penoso de esto es que no nos estamos dando cuenta que mientras el cambio no lo haga cada uno desde donde está, nada va a cambiar, nada!  

Siempre nuestras quejas están enfocadas en lo que la gente hace pero no en lo que yo hago sobre eso.

Por qué nos cuesta tanto mirarnos?  Por qué nos cuesta tanto voltear la atención hacia nosotros?  El cambio lo hago yo, y lo hago en mi, que es en el único lugar donde puedo hacer algo.

El resto es solo seguir 'aportando' con quejas, mala energía y sin ayudar realmente en nada.

Te propongo probar algo nuevo y ver qué pasa.  

Prueba al salir de tu casa, ya sea en auto o caminando, estar con una actitud más de 'observador'.  Observa el mundo que tienes al frente tuyo, mira a los ojos a las personas con las que te cruces, sonríe.  (Como dice Mafalda: iras rompiéndole el esquema a todos! Jaja).  Perfecto!  De eso se trata!

Si estás cruzando la pista, agradécele a la persona que frena su auto para que pases.  Si no frena, no te lo tomes personal, no es contigo. Esa persona anda lidiando con sus propios temas.

Si estás manejando, frena para que las personas que intentan cruzar, lo logren hacer.  Si no te agradecen, igual, no es tu tema!  Lo importante es cómo te sientas tú contigo al hacerlo.

Hacer estos cambios de actitud no es nada sencillo ya que estás yendo contra la corriente, estás yendo en contra de cómo funcionamos siempre.  Te sentirás raro al principio, te dirán 'qué te pasa"?  No importa; empieza y verás cómo te vas sintiendo y, sobre todo, cómo las situaciones a tu alrededor irán cambiando..

Ese día vas a empezar a tener frente a ti, panoramas distintos, te lo puedo asegurar.