¿Qué es lo que hago para ganarme el amor?

Todos desarrollamos distintas formas de 'ganarnos el amor'.  Esto lo hacemos desde que somos muy niños - inconscientes - por lo que no es tan sencillo detectarlas.

Desde que nazco y llego a este mundo, siendo un ser totalmente dependiente de mi entorno; mi única búsqueda y necesidad es ser querido, ser atendido y, ser aceptado.  En esta ‘búsqueda’, llego a desarrollar, sin darme cuenta, actitudes y/o formas que me ayudan a lograr captar la 'atención' de quienes están alrededor mío y se hacen cargo de mí; pueden ser mis padres, mis abuelos, mis tíos, etc.   Esto es parte del proceso natural de todos los seres humanos.  Con esto no podemos hacer nada ya que es un proceso inconsciente.

Te pongo algunos ejemplos que se me vienen a la mente para que te sea más sencillo identificar más o menos cómo funciona esto.

a. Imagínate una situación donde una niña llora y sus padres ‘reaccionan’, haciendo lo posible por lograr que pare de llorar.  ¿qué pasa si esto se da algunas veces más?  Sin querer queriendo, esta niña se dará cuenta que logró captar la atención de sus padres. … ¿qué hará la niña cuando quiera atención?  Llorará y, con los años se puede convertir en una forma de manipulación.  Dependiendo de la situación familiar y del ‘talento’ de la niña, podría llegar a convertirse en una gran manipuladora.  Todo de forma inconsciente, siempre.

b. Otra situación: un niño ve a su hermanito llorar y le presta su juguete y el hermanito se calma.  Segundos después los padres le dicen:  “qué buen niño eres!, qué buen hermano!, qué generoso!, etc.”.  y lo hacen sentir muy bien, por ahí con un detalle o un reconocimiento especial.  ¿qué está consiguiendo este niño, sin darse cuenta?  el reconocimiento, atención y cariño de sus padres. Si esta situación o alguna parecida se diera donde el niño haga ‘algo por otro’y la respuesta de los padres se repitiese … ¿qué empezará a hacer cuando quiera atención?  Lo más probable es que algo parecido, pudiendo convertirse en alguien enfocado recontra servicial, siempre dispuesto a ayudar, pendiente de las necesidades de los otros.  Nuevamente esto se desarrollaría de forma inconsciente.

c. Una niña que tiene un altercado con otros niños, y va donde sus padres llorando y los padres reaccionan, diciéndole “pobrecita mi hijita, qué malos esos niños, no te prestan sus juguetes no?  “Eres muy buena, se están aprovechando de ti”, etc.  Si estas situaciones llegaran a darse de otras formas, ¿qué empezará a hacer esa niña para llamar la atención?  Puede adoptar la forma de víctima, ubicándose en la posición de “pobre de mí”, el mundo está contra mi, sintiendo que ella es la buena y el resto los malos.

d. Una situación donde un niño defiende a su hermanito menor y fuera de reconocer su actitud como buena, se le dice que ‘siempre debe ver por ellos’, porque eso es “ser un buen hijo” eso es “ser un buen hermano”, etc.   Y logra conseguir el reconocimiento y amor de sus padres.  Nuevamente, de repetirse casos parecidos, podría llegar a desarrollar formas como del‘defensor’, ‘el fuerte’, etc.  ¿qué empezará a hacer para llamar la atención y conseguir el reconocimiento?  Podría también llegar a convertirse en el recio, adoptando la posición de el salvador, el invencible, etc.

Pueden haber muchos ejemplos más y, la idea es que cada uno pueda ir mirando su vida, su niñez, acordándose de actitudes y formas de ser que puedan haber desarrollado.

¿Qué pasa con estas formas de ser que he desarrollado?

Estas formas de ’sobre vivencia’, y el nombre va justamente porque eso es lo que son.  Las desarrollo para conseguir lo que necesito en esa etapa de absoluta dependencia.  Imagínate a un  bebé o niño pequeño que no reciba el cuidado, el amor o cariño necesario... lo más probable es que se muera!   De hecho hay casos más extremos pero de una forma u otra, TODOS desarrollamos formas de ser.

Ahora bien, está claro que son necesarias para vivir y para pasar esos primeros años pero - y acá viene lo interesante - no tienes que morir con esas formas!   Puedes llegar a mirarte y decidir si quieres continuar usando esas ‘caretas’ o formas o, si por fin puedes ser lo que de verdad eres.  Ya no necesitas el amor de nadie, al menos no de esa forma!

Este ‘despertar’ se da normalmente en la edad adulta, cuando te empiezas a cuestionar, cuando te pasa algo que te hace darte cuenta, cuando te enfermas, cuando tienes algún accidente, etc.

Todo te lleva a “regresar” a ti, todo te va marcando el camino hacia reencontrarte con lo que sí eres.  Hoy, al ser 'grande' ya puedes hacerte cargo de ti y, al aceptarte como de verdad eres y quererte, te irás dando cuenta que ya no es necesario seguir con los mecanismos que venías usando para capturar la atención de los demás.