Fue como un "Deja Vu" ...

Hoy, me pasó algo que quiero compartirlo con ustedes.  Me fui al starbucks del ovalo de la universidad de lima y, para variar estaba lleno de carros, cuadrados y parados esperando que alguien salga.  Había quedado en juntarme con una amiga, que ya estaba adentro.  Al ver que el tiempo pasaba y que no veía ningún indicio de conseguir un sitio, vi al chofer de mi amiga estacionado y le pedí si se podía salir y así yo dejaba mi carro ahí.  Al toque, me dijo que salía sin problema!  Le dije que vea a los carros que estaban al frente de él esperando sitio, para que sepan que el lugar me lo iba a cambiar a mí y así evitar algún problema.  El les dijo y dos carros que estaban esperando se movieron.

El sale del sitio y yo al entrar, me encuentro con un carro que se metió ‘a la mala’ a cuadrarse en el sitio!  (este carro había estado estacionado en las líneas de emergencia sin ninguna señal de que había alguien adentro o que estaba ‘esperando’, por lo que no esperé que apareciera así de esa forma.  Bueno, la cosa es que esta persona metió su carro de una forma bastante agresiva y yo también metí mi carro y nos quedamos los dos en la mitad del camino porque era imposible para ambos entrar.

En eso, bajo la ventana para explicarle al señor que yo no me estaba ‘mosqueando’ sino que esta persona me estaba cediendo el sitio y me encontré con un señor totalmente fuera de si, gritando, super exaltado.

Cerré mi ventana y me puse a pensar “¿qué hago?”.  No les voy a negar que una parte de mí me decía que no me mueva y que lo deje al señor así sin poder cuadrarse pero, de ahí dije, no pues Silvia, retrocede y sal.  Abrí la ventana y le dije:  “señor, quédese con el sitio” y el señor siguió gritando indignado.  Retrocedí y encontré un sitio y bajé.

Ya adentro de la cafetería, el señor volvió a aparecer y empezó a gritar otra vez, golpeando el counter de madera, bastante fuera de sí.  Ya después siguió el tema y este señor estaba como temblando, realmente fuera de sí.

En realidad, si me pongo a mirar la situación, de repente el señor sintió que tenia el derecho de usar el sitio y, me hubiera gustado poder explicarle pero, cualquier esfuerzo hubiera sido en vano ya que, estaba demasiado exaltado y colérico.

Pero, y acá viene el 'para qué' compartir esto. Toda esta situación me ha servido para dos cosas:  (que me las puse a pensar después de un rato que se me pasó un poco la emoción de la situación.) 

1 . Yo, me vi reflejada en ese señor; me vi a mi misma hace unos años que, si me hubiese pasado esto, seguro hubiera reaccionado más o menos parecido.  Antes yo manejaba tan a la defensiva, no permitía que nadie me gane, y pobre del que se me metiera a la mala!!!!

2 . Me ayudó a medirme y medir como hoy, reacciono.  En otro momento, hubiese dejado mi carro parado y me hubiera ido.  En otro momento lo hubiera también adornado de gritos y malas formas.

Qué loca que es la vida!  Es perfecto todo lo que nos sucede y todo lo que nos pasa al frente nuestro!  Siempre y en todo momento se nos están dando mensajes.   Es una maravilla ponernos a mirar todo lo que nos pasa como si hubiera alguien, en algún lado de la galaxia, moviendo las fichas para que todo llegue cuando nos debe de llegar.